¿Qué es el CBD y para qué sirve?

Aparador

¿Qué es el CBD y para qué sirve?
¿Qué es el CBD y para qué sirve?

En los últimos años se ha popularizado el uso del CBD por sus numerosos beneficios para el tratamiento de algunas enfermedades, siendo nulos o leves sus efectos secundarios. El CBD es uno de los componentes cannabinoides más destacados del cannabis, siendo su porcentaje distinto según la cepa.

Además, aunque el CBD o cannabidiol actúa sobre el sistema nervioso central y se considera como un psicotrópico, carece de los efectos psicoactivos del THC y no produce los efectos recreativos que sí ocasiona el THC o cannabinol. Para saber más, descubre qué es el CBD y para qué sirve y cómo hacerte con los mejores artículos CBD en una cbd shop.

¿Qué es el CBD?

El CBD es un elemento que aparece de forma natural en la planta del cannabis, siendo junto con el THC uno de los cannabinoides que se presenta en mayores proporciones. Como ya hemos apuntado, el CBD, al no tener efectos psicoactivos, minimiza los efectos típicos de la marihuana y solo aporta un efecto calmante.

Las características de este compuesto se descubrieron en los años 40, estudiándose en profundidad en los años 60 y, ya deteniéndose más en sus propiedades terapéuticas, en las dos últimas décadas. Estos análisis han mostrado cómo el CBD puede emplearse con fines medicinales. Pero ¿cuáles son sus usos y beneficios?

¿Para qué sirve el CBD?

Sus numerosos efectos positivos para el tratamiento de enfermedades y su buena tolerancia han sido contrastados a lo largo de estas últimas décadas. Unos efectos que han traído consigo la popularización de su uso con fines terapéuticos para conseguir mejorar la salud y el bienestar de personas afectadas por epilepsia, ansiedad, psicosis o enfermedades neurodegenerativas, entre otras.

Y es que, y siempre según los estudios, las propiedades terapéuticas del CBD son numerosas y muy diversas, destacándose por sus efectos antiinflamatorios, analgésicos, ansiolíticos, antipsicóticos, antitumoral, anticonvulsivante y neuroprotector. También se emplea para el tratamiento de las náuseas, como inhibidor de la dependencia de drogas como la cocaína, la heroína y el alcohol, además de ser un buen antioxidante e inmuno-modulador.

Unas propiedades realmente atractivas que se emplean en el tratamiento de enfermedades como la epilepsia, el Parkinson, la esclerosis múltiple o el Alzheimer, la ansiedad, la psicosis, la depresión, el asma, la psoriasis, el acné, la hepatitis, el glaucoma o la diabetes, además de ser un buen aliado en el tratamiento antitumoral o como paliativo de los efectos de tratamientos de quimioterapia.

Por último, el CBD también se utilizaba en enfermedades inflamatorias como la enfermedad de Crohn, poliartritis o la inflamación intestinal. Su efecto positivo en el sistema inmune, ser un buen antioxidante, calmar las molestias estomacales y ser un buen regulador del apetito también han convertido al CBD en un suplemento alimentario muy recomendado.

Por lo que respecta a los posibles efectos secundarios del CBD, los estudios han constatado que estos, de haberlos, son leves o muy moderados. Su uso en dosis terapéuticas puede generar cierta somnolencia, algo de cansancio, cefalea o mareos. De percibirse alguno de estos efectos secundarios habrá que reducir la dosis o suspender el tratamiento.

 

 

Edicions locals