El Barça va a por LaLiga

Aparador

En diciembre, parecía que el Atlético de Madrid ya había ganado LaLiga. Que su camino hasta final de temporada en lo que respecta a la competición doméstica iba a ser de rosas. Esto era, al menos, lo que se publicaba en diarios deportivos y lo que se comentaba en las tertulias radiofónicas y televisivas. Así fue no solo porque el conjunto entrenado por el Cholo Simeone se había mostrado intratable en ese primer tramo de campaña, sino también porque el resto de aspirantes al título no estaban dando la talla por aquel entonces. Más bien al revés.

La imagen que dejaron y que tenían equipos que suelen aspirar a levantar el trofeo nacional liguero como el Barcelona y el Real Madrid era lamentable. Malos resultados, malas sensaciones, mal juego e infinidad de lesiones provocaron que el ambiente tanto en el Camp Nou como en el Santiago Bernabéu fuese desolador a finales de 2020. Ambos conjuntos veían cómo un Atlético de Madrid enchufadísimo se les escapaba, en parte por el buen hacer del ex-delantero del Barcelona Luis Suárez, que no ha dejado de sumar goles desde que se pusiera la elástica rojiblanca. Las estadísticas goleadoras del uruguayo, que son notablemente buenas, se pueden consultar aquí: https://www.transfermarkt.es/luis-suarez/leistungsdaten/spieler/44352

Año nuevo, fútbol nuevo

De septiembre a diciembre, el Fútbol Club Barcelona sumaba nada más y nada menos que cuatro derrotas en liga: ante el Getafe, ante el Real Madrid, ante el Atlético de Madrid y ante el Cádiz. La última fue sin duda la que más dolor e incertidumbre causó en Can Barça, que con ese varapalo (5 de diciembre) veía que LaLiga se le iba y también cómo desaparecía de las quinielas como favorito en las mejores apuestas deportivas de diversas plataformas (como en https://extra.bet365.es/news/es/futbol). No solo eso, sino que también veía cómo el equipo no daba para más. Parecía que no había luz al final del túnel, con un Messi insatisfecho e infeliz, un Griezmann que, de nuevo, no encajaba en el equipo; y un Koeman más cuestionado que nunca desde su llegada a Barcelona.

La situación se vio agravada cuando, tres días después, los culés caían en casa ante la Juventus por tres a goles a cero en el último partido de la fase de grupos de la Champions League. Un desastre que ahondó en la tristeza y frustración de una plantilla a la que no le salían las cosas. Y que veía cómo la posibilidad de rendir a un nivel lo suficientemente óptimo como para ganar títulos se alejaba. Quizá fue esto último lo que provocó que los futbolistas culés se revolviesen. Que se rebelaran contra el oscuro destino que les deparaba de seguir por la misma vía, que era no ganar nada. No sería la primera vez: https://www.culemania.com/culemaniacos/cuatro-precedentes-barca-quedo-sin-titulos-antes-hora_228120_102.html.

Así parece que ha sido, que se han rebelado, al menos en LaLiga, donde el Barcelona no pierde precisamente desde el 5 de diciembre en Cádiz. Es más, ha vencido en todas las jornadas ligueras que ha disputado en 2021 menos en una. Curiosamente, esa una es la que le enfrentó al Cádiz, contra quien esta vez empató. Aún así, victorias importantes ante el Athletic Club, el Betis (a domicilio) o el Sevilla, han vuelto a colocar al Barça como candidato a levantar el trofeo liguero. Eso, unido a que el Atlético ha bajado una marcha y a que el Real Madrid no se termina de encontrar a sí mismo, ha provocado que el Barcelona, en conclusión, vaya, y va, a por LaLiga.

Edicions locals